Mmmm… Vacaciones, que dulce es ese periodo, pero que amarga se puede hacer la vuelta… Pues evitar esta amargura está en tus manos, así que sigue leyendo y aprende como. A continuación os indico unos consejos para que la vuelta al trabajo no se os haga tan dura.

Cómo prevenir la trajedia

Deja todo atado

Antes de salir de vacaciones, deja el trabajo al día y realiza un check list de tareas a realizar antes de irnos de vacaciones.

Facilita la vuelta

Piensa y deja preparadas unas intrucciones con lo que debes hacer al volver de las vacaciones (cuanto más detallado lo pongas mejor, todo sea por ayudar a tu "yo del futuro").

Deja indicaciones a los demás

Antes de marcharte de vacaciones trata de anticipar los posibles problemas que puedan surgir en tu ámbito o referentes a tus responsabilidades, los posibles casos donde puedas hacer falta a tus compañeros, e intenta dejar instrucciones a seguir en esas situaciones. Debes minimizar los problemas que pueda causar tu ausencia, así conseguirás que no te molesten mientras estás de vacaciones, y te encontrarás con menos problemas que resolver a tu vuelta.

Cómo afrontar la vuelta

No apures

No te programes las vacaciones de forma que en caso de que te vayas de viaje, vuelvas el día antes de empezar a trabajar. Vuelve por lo mejor varios días antes para que no sea tan fuerte el contraste.

Poco a poco

Aunque al volver del trabajo tengas una montaña de trabajo es mejor empezar de manera gradual, revisa organiza la montaña de trabajo para ver que tareas son prioritarias, y  después aborda alguna tarea que te resulte más grata (aunque sin perder de vista las prioritarias).

En realidad eres afortunado de poder volver al trabajo

Manten una actitud proactiva y positiva en el trabajo, ya que así realizarás tu trabajo con más ganas, y además tienes razón para enfocarlo de forma positiva, piensa que tienes suerte de tener un trabajo, poder irte de vacaciones, y regresar a él, no todo el mundo tiene esa suerte.

Haz ejercicio, duerme, y come bien

Saca tiempo para practicar ejercicio físico, ya que esto te puede ayudar a liberar el estrés de los primeros días, duerme alrededor de 8 horas para tener las pilas bien cargadas, y come bien para tener el cerebro al 100%

¿Has probado la meditación?

Practica meditación (informándote antes de como hacerlo correctamente), el mindfullness te ayudará a evadirte por un momento de todo, dejar fluir tu mente, de esta forma lograrás reducir la ansiedad.

[optin-cat id=”490″]